Cómo acercarse de manera segura a un perro desconocido

Quizá no lo sabías, pero hay reglas de etiqueta para saludar a los lomitos que te encuentras por la calle. Sí, sí, sabemos que mueres de ganas por tocarlos o darles algún premio, pero no siempre es lo más seguro ni para ellos ni para nosotros.

Cuando nos acercamos y nos desconocen, los perros pueden reaccionar asustados o sentirse amenazados y ladrarán o incluso pueden mordernos. 

Lo mejor es aprender algunas sencillas reglas para que puedas hacer nuevos amigos en el camino:

PREGÚNTALE A SU DUEÑO

 

“¿Puedo saludar a tu perro?” es una pregunta muy sencilla pero es el primer acercamiento para evitar una reacción inesperada.

 

VE SU LENGUAJE CORPORAL

 

Fíjate en cómo se comporta ante tu presencia, sobre todo presta atención en su cola, ojos y cuerpo, ahí se reflejarán ciertas señales de si un perrito solo se siente tímido, está asustado o a la defensiva.

 

DEJA QUE ÉL SE ACERQUE PRIMERO

 

En lugar de acercar tus manos a su cara o buscar acariciarlos, espera a que él te busque, si es así, es que de verdad quiere conocerte, si se hace para atrás, acepta su decisión.

 

Y PONTE A SU NIVEL

 

Una vez que mostró señales de que le caes bien, puedes acercar tu mano a un puño de distancia (no la acerques tanto, ellos pueden oler bien desde lejos) y podrán olerte y “saludarte” con su nariz.

 

Si te has ganado su confianza puede ser buena idea hincarte para estar a su nivel y que sepan definitivamente que no eres una amenaza.

 

A la mayoría de los perros les da miedo que les toquen la cabeza y que los abracen (a menos que lo acepten de su propia familia), opta mejor por dar palmaditas en sus costados, cuellos, espalda y pecho.

 

Ahora que lo sabes, es momento de saludar apropiadamente a los amigos caninos. 🙂

Fuente: “How to Safely Greet a Dog You Don’t Know” American Kennel Club.